PNL en el aula

“Del modo en que se educa a hijos/alumnos, va a depender su éxito y felicidad en la Vida”

Los padres, educadores e instructores somos los responsables de dar forma y modelar de manera integral a quienes van a ser hombres y mujeres del futuro, implicando sus factores morales, emocionales e intelectuales, de manera integrada.

En este mundo globalizado, es el deber de todos los que formamos parte de la comunidad educativa, proporcionar no solo principios y valores, sino también facilitar herramientas para que sean más capaces, proactivos, seguros de sí mismos y, fundamentalmente, que sean felices.

La PNL (Programación Neuro Lingüística), nos va a permitir mejorar nuestros  procesos mentales, sobretodo mediante una adecuada conexión entre palabras y lenguaje desde la premisa de que cada una de las palabras o frases que nosotros expresamos, conllevan un proceso interno a nivel neuronal. Esto genera, por la repetición, una conducta o creencia que va a garantizar su éxito (creencias potenciadoras) o una parálisis (creencias limitantes), en la consecución de sus hitos, metas u objetivos en un futuro.

A las creencias limitantes, en PNL, se les llama “Virus Mentales” que se instalan en nuestro cerebro desde edades muy tempranas y pueden ser eliminadas y sustituidas por creencias potenciadoras, a través de la re-programación de nuevos hábitos, pensamientos, sensaciones y emociones correctas. Tanto en la instalación como en la desinstalación, una gran parte de responsabilidad recae en padres y educadores, no solo en los profesionales de la psicología.

En ocasiones, de manera inconsciente, padres y educadores con simples frases o mensajes negativos repetidos de manera frecuente, implantan esos “virus mentales” en los hijos o alumnos, determinando su conducta presente y futura, su comportamiento y su actitud frente a la Vida.

¿Cómo lo aplicamos en el aula?

Los educadores han de crear procesos cognitivos que sean amenos y divertidos, que sean como algo mágico.

Cuando transmitimos  un concepto, conocimiento o emoción, aunque consideremos que es algo básico o elemental, incluso banal, hemos de tener en cuenta que el alumno como receptor, no lo vea como algo rígido, que le provoque sensaciones desagradables, que sea aburrido o incluso que pueda generar un sentimiento de culpa por “no ser capaz” de comprenderlo o solucionarlo.

Actualmente, las técnicas docentes y los procesos cognitivos, se están enfocando en la curiosidad y en que puedan ser aplicados fácilmente y de manera práctica en su vida cotidiana. Introducir los conceptos a través de historias o relatos creados a tal fin, es una de las técnicas más adecuadas, ya que independientemente de la edad del alumno, serán mucho más fáciles de integrar y recordar.

Hay que tener muy presente, que tanto padres como educadores, son generadores de conductas. Se les ha llegado a considerar como programadores de pensamientos y hábitos, ya sean positivos o negativos, en las mentes de los niños y adolescentes. Como ya hemos comentado, el éxito de estos en un futuro, va a depender directamente de la calidad de estos programas.

Como educadores, hemos de hacer que los procesos sean lo máximo interactivos posibles, facilitando la participación. Debemos procurar que todos los involucrados que están presentes en el aula, estimulándolos de manera adecuada, participen de manera consciente, voluntaria y espontánea. Esto lo podemos conseguir realizando preguntas previas a cada tema o concepto que vamos a trabajar: ¿Sabéis de qué se trata?, ¿Habéis hecho esto alguna vez?, etc.

Introduciendo la participación interactiva, obtenemos algo muy importante entre educador y alumno: la retroalimentación o feedback. Padres y educadores, no tenemos todas las respuestas, a pesar de hacer las preguntas bajo esta premisa, por lo que prestar a tención a las respuestas de los alumnos, nos puede dar su visión, su interés y ayudarnos a adaptar nuestro trabajo a tal fin.

Por tanto, un docente ha de estimular siempre a los alumnos a intervenir y participar sin que se sientan juzgados, utilizar todas las técnicas que tengan a su alcance y formarse de manera continua y adecuada si es necesario, para hacer del aula un entorno seguro, ameno y divertido, siempre desde el respeto mutuo.

ALGUNAS TÉCNICAS BÁSICAS

1.- Afirmaciones positivas

Padres y educadores, conjuntamente, han de intentar al máximo y de manera consciente, eliminar el uso de la palabra “NO”, que está incluida en nuestro vocabulario habitual y hacer un cambio en nuestras palabras y expresiones.

  • No es muy fácil, pero llegarás a aprenderlo
  • Es muy fácil! Puedes lograrlo si sigues intentándolo y practicas

Desde el punto de vista neuro lingüístico, es más acertado ir modificando nuestras expresiones, transmitiendo mensajes alentadores y positivos ante un conflicto personal de aprendizaje:

  • Tú eres inteligente, solo practica un poco más
  • Me encanta tu trabajo!! Si lo quieres mejorar, puedes añadir/quitar este punto

2.- El Anclaje (adaptado al aula)

La técnica del anclaje en PNL, consiste en el uso de sensaciones, emociones, olores, colores, sonidos, creencias de experiencias pasadas, para modificarlas y modificar los estados de ánimo que generan en el alumno en este caso.

Se hace recordar al alumno una experiencia de éxito, de alegría, de confianza…en la que se sintió bien, poderoso/a y traemos al presente todas las características que hemos mencionado, haciendo que pueda revivir ese estado de ánimo. En ese momento placentero, se asigna un gesto (cerrar una mano en puño, hacer tocar dos dedos de su elección…).

Lo que conseguimos con este ejercicio, es que esa sensación placentera se “ancle” en su cerebro, de manera que cuando esté ante una situación en el aula que le pueda causar una desestabilización en su estado, con tan solo realizar conscientemente ese gesto, recupere la calma y sea capaz de modificar lo que siente, afrontándolo de la mejor manera.

En alumnos más pequeños, este anclaje se puede introducir a modo de juego o de fantasía, pero funciona perfectamente igual. Por ejemplo, niños a los que les angustia tener que hacer un examen, se angustian e incluso les cuesta estar quietos en su pupitre. Podemos asignar “poderes” a un pupitre distinto al suyo habitualmente, contándole en privado que ese es el “pupitre de la suerte, el pupitre mágico” que va a hacer que se acuerde de las respuestas, si se está quieto y tranquilo sentado en él durante el examen.

*Esto es solo un resumen, la técnica es algo más compleja y se deber realizar de manera personal con el alumno. Es posible que se deba repetir en varias sesiones hasta afianzar el anclaje.

3.- La relajación

Actualmente, tenemos a nuestra disposición diversos métodos para hacer que nuestros alumnos puedan relajarse y afrontar de manera más consciente distintas situaciones: respiración consciente, meditación, mainfulness…

Es obvio que esto genera algunas reticencias en padres y educadores, partiendo de la base o creencia de que los alumnos “van a la escuela para aprender, estudiar, examinarse y obtener buenas calificaciones” y es cierto, esa es la finalidad básica de la escuela, pero hemos de dar un paso más allá, ofreciendo a nuestros alumnos la mayor cantidad de herramientas que les hagan adultos completos y emocionalmente fuertes.

2 ideas en “PNL en el aula

  1. Mercedes Figuereo Responder

    Muy claras la exposición. Sin embargo, no tendríamos que crear conciencia, interés y responsabilidad en docentes, padres, madres y /o tutores? Que bien se podría hacer a través de talleres, no dando técnicas si no, logrando que vivan la experiencia de las herramientas a utilizar, para una mejora educativa y de aprendizaje.

    • actuedurd Responder

      Muchas gracias por tu comentario Mercedes.
      Estamos de acuerdo con usted y una de las propuestas que estamos elaborando desde ActuEDU es hacer una “Escuela de Padres”, donde se puedan implicar los padres y también hacer un trabajo con los docentes en el mismo sentido.
      Nuestra prioridad es implicar a toda la comunidad educativa (padres, docentes, centros y alumnos) en la mejora de la educación.
      Un saludo y esperamos seguir contando con sus opiniones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *